fbpx

Por qué crear una web corporativa

web corporativa

Por qué crear una web corporativa

Por qué crear una web corporativa 900 900 raigadadigital

Una página web corporativa es un tipo de web que se utiliza con el objetivo de dar a conocer a sus usuarios, visitas o clientes toda la información relacionada con una empresa.
El objetivo de una página web corporativa no es vender online, es tener presencia en Internet en una plataforma propia. 

¿Para qué sirve una web corporativa?

La misión de este tipo de webs es la de proporcionar información a un posible cliente. Por eso debemos decirles quiénes somos, a qué nos dedicamos, cuáles son nuestras ventajas competitivas. Pero además debemos atraerlos hasta la conversión, hasta la venta de un producto o un servicio, les diremos dónde estamos y cómo pueden ponerse en contacto con nosotros/as, cómo pueden conocernos.

Además de procurar visitas a la página y aportar información sobre nuestro negocio, debemos dar la oportunidad al cliente de ponerse en contacto con nosotros/as.

Este tipo de página web nos permitirá, a través de una buena estrategia poder aparecer en los primeros resultados de búsqueda. Si un usuario o una usuaria busca en Google los servicios de tu empresa, querrás ser una de las primeras o la primera opción para él, en lugar de que aparezca tu competencia o un directorio de empresas como lo puede ser Páginas amarillas.

Posicionar mi web

Una vez contamos con una página web, debemos posicionarla, tenemos optimizarla y llevar un mantenimiento exhaustivo para que sea competitiva. Ahora que contamos con un espacio en el que ofrecer nuestros productos o servicios, en la que damos información sobre nuestros valores, ubicación y contacto, debemos posicionarla respecto a nuestra competencia.

Para ello llevaremos a cabo una estrategia SEO y/o campañas en Google Ads y Redes Sociales que permitan que nuestra página sea la que se vea en primeras posiciones en buscadores como Google.

En muchas ocasiones damos por hecho que por tener una página web ya estamos compitiendo, nos lloverán las solicitudes de contacto y visitas a nuestro negocio, por desgracia esto no ocurre así.

Si hacemos un símil entre una web y una tienda física, entenderemos que la página es el espacio de nuestro negocio, un escaparate a través del cual podemos llamar la atención de nuestros/as clientes/as potenciales.

Pero no sólo el escaparate nos hará vender más, debemos renovarlo para ofrecer nuestros productos, nuestros precios, rebajas, productos/servicios estrella, etc. Nuestra tienda deberá estar en una calle concurrida donde la clientela pueda encontrarnos sólo con levantar la mirada. Debe tener un mantenimiento al igual que una tienda física para que todos los elementos continúen siendo útiles con el paso del tiempo.

En lugar de hablar de calles, hablamos de la calle comercial digital más grande del mundo, Google. En una calle llena de tiendas como esta, debemos destacar sobre los demás, debemos ponérselo fácil a nuestros clientes.

Si necesitas una página web corporativa, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, te asesoramos y crearemos un proyecto a tu medida.