Archivos Mensuales :

abril 2019

¿NECESITO UNA ESTRATEGIA DIGITAL?

¿NECESITO UNA ESTRATEGIA DIGITAL? 150 150 raigadadigital

Pese a que no dejamos de escuchar; «he comprado esto en Amazon», «lo he visto más barato en otra web» o «lo pedí por internet», no creemos que nuestra empresa necesite una estrategia Digital, ni que internet sea para nosotros/as.

Pensamos que nuestro público no nos busca en Google ni en Facebook, pensamos que los clientes ya nos conocen y que siempre será así, que el boca a boca siempre nos ha funcionado y siempre nos funcionará.

Debemos pensar que nuestros clientes evolucionan en todos los aspectos, que el nivel de exigencia cambia cada día.

Pocos son los que ya no esperan de cualquier empresa un trato similar al que ofrecen empresas como Amazon, en el que tu web esté siempre actualizada, que contestes a través de un chat, de un correo o de sus redes sociales.

La base de una estrategia

El primer paso a seguir, la base de toda estrategia de marketing digital es la creación de una página web, un lugar en el que exponer nuestro producto o servicio, y a partir de este punto deberemos luchar por una mejora en su visibilidad, en su posicionamiento en Google respecto a tu competencia.

Estrategia Raigada

Muchos nos diréis que vuestro producto es conocido por el boca a boca, porque son clientes de siempre o que los clientes van a vuestra tienda, pero la pregunta es, ¿Hasta cuándo?

Os proponemos que imaginéis vuestra empresa dentro de 5 o 10 años, muy probablemente tus clientes o han cambiado o serán otros, basta con pensar en cómo tú o tus hijos buscáis productos; a través de una web.

Adaptación

La falta de adaptación en las empresas, supone en muchos casos el fin de ella misma, vemos como malos ejemplos de adaptación al mundo digital han supuesto la desaparición de grandes corporaciones como Nokia, Kodak, ToysRUs o Blockbuster.

Empresas con millones de clientes que no supieron ni crecer con ellos ni llegar a los nuevos a través de una estrategia digital. Y es que la confianza es un arma de doble filo, que nos hace acoplarnos, no luchar por no sólo crecer, si no por mantenernos como alternativa ante una competencia en continuo crecimiento y expansión.

Ahora debemos pensar si realmente quieres ser visible para clientes potenciales y ser realmente una empresa competente en tu mercado.